Alvarez Reformas Integrales

Las energías renovables

Tu casa, un factor importante

No hay una única respuesta a estas preguntas, sino que Las energías renovables depende de algunas variables relacionadas con cómo es tu casa, especialmente los siguientes:

1 Construcción o reforma de la vivienda, materiales y aislamientos.

2 Habitantes y patrones de consumo.

3 Fuentes de energía de climatización y potencial de mejora.

Por ejemplo, podemos cambiar una bomba de calor antigua por aerotermia, ello nos ahorra costes de electricidad y mayor confort si se instala un suelo radiante/refrigerante.

Empecemos por orden: 

Actualidad energética de tu hogar

Antes de nada debes preguntarte cuánta energía consumes en casa, dónde la consumes y cómo llega. Por ejemplo por el calor de la cocina o la calefacción, o en forma de electricidad para que funcionen los electrodomésticos.

A. La electricidad

La electricidad nos llega mayoritariamente a través de la red de distribución eléctrica.Como usuario final puedes contratar con quien desees y el tipo de energía que quieras. Si eres un consumidor concienciado con el medio ambiente puedes, por ejemplo, comercializar una energía que provenga de fuentes renovables.

B. Calor

Hoy en día usar la electricidad para producir calor en casa es bastante ineficiente, lo ideal es producir el calor en el sitio en el que se necesita como por ejemplo utilizando de “estufas de biomasa”, que además es un combustible de origen biológico.

Existen muchas soluciones para producir calor en el hogar, adaptándolas a todo tipo de viviendas (pisos – comunidades de vecinos) y las unifamiliares.

Nos centraremos en su producción para garantizar el confort en el hogar.

Las fuentes renovables que producen agua caliente más frecuentes son la energía solar o fotovoltaica, complementada con un apoyo de energía eléctrica, para ser más eficaz.   

Energía renovable

Estas son las principales fuentes de las energías renovables que disponemos:

1. Geotermia

Se pueden distinguir distintos tipos de energía geotérmica en base a la temperatura a la que se encuentra la corteza terrestre.

La energía geotérmica de baja y muy baja temperatura (entre 17º y 90º). Como su propio nombre indica, se basa en el aprovechamiento, no tanto de las altas temperaturas de la tierra que solo se dan en lugares muy concretos, sino en la estabilidad térmica del terreno a profundidades superiores a 20 m., cercana a los 17º.

Su contenido de calor es insuficiente para producir energía eléctrica pero este tipo de energía de baja temperatura puede ser aprovechada para climatizar un edificio y obtener agua caliente sanitaria.

También existe la geotérmica de media y alta temperatura (entre 90º y más de 150º).

Solo es posible en zonas del planeta con condiciones especiales de actividad tectónica, en las que se aprovecha la alta temperatura de las rocas y del agua de los acuíferos para la obtención de electricidad mediante el uso de ciclos combinados.

Si se pudiera llevar aunque fuera una pequeña fracción del calor de la Tierra hasta los puntos de demanda de energía de los seres humanos, el problema del suministro de energía se solucionaría.

El potencial técnico global del recurso es enorme y prácticamente inextinguible.

Sin embargo, acceder a este tremendo yacimiento de energía renovable no es tarea fácil.

 2. Aerotermia

La aerotermia se basa en el intercambio de temperatura con el aire. Se utiliza para la producción de agua caliente o fría de tal manera que en invierno caliente la vivienda y en verano la refrigere, lo que se llama suelo radiante o suelo refrigerante.

Por lo que esta energía también se puede usar para acumular agua caliente para uso común.

Por lo tanto, hablamos de una tecnología limpia considerada renovable

ya que permite el aprovechamiento de la energía gratuita que se encuentra en el aire exterior para obtener calefacción,

refrigeración y agua caliente sanitaria con un bajo consumo, ya que la mayor parte de la energía no se produce sino que se recupera del ambiente.

Sobre un coste de 100 unidades de energía, la aerotermia consume en torno a 30 de electricidad y el resto lo toma del aire sin coste alguno.

La Aerotermia se basa en la termodinámica y extrae energía del calor latente en el aire, incluso con temperaturas bajo cero,por eso consume menos de lo que ofrece.

Es una tecnología que aprovecha la naturaleza. El resto de energías consumen en torno al 100% de lo que entregan, o más, dependiendo de las pérdidas.

3. Solar termodinámica

La energía solar termodinámica es un novedoso sistema que aprovecha la diferencia entre temperatura del líquido que hay en los paneles termodinámicos y la temperatura ambiente.

Los paneles solares termodinámicos llevan ese líquido refrigerante a una temperatura muy baja que produce un intercambio de calor con la temperatura ambiente,

siempre y cuando no sea más baja que la del líquido refrigerante, por lo que podemos estar produciendo energía tanto de noche como en condiciones climatológicas adversas, lluvia, viento, etc.

Todas estas opciones son válidas tanto para viviendas de comunidades como para unifamiliares.

Sin embargo, en las primeras la gestión del agua caliente para los diversos usos es algo que hay que acordar con los vecinos:

al no poder ser distribuida de manera equitativa, los aportes eléctricos de los vecinos no serán equivalentes.

La mezcla energética perfecta

Normalmente este tipo de energías se complementan con otras, normalmente electricidad, para llegar a la temperatura ideal,

pero esto siempre será más eficiente que usar simplemente energía eléctrica procedente de la red.

Sin duda, para tener un hogar eficiente es necesario el uso de diversos tipos de energías renovables, una buena mezcla energética.

La ubicación y el aislamiento son importantísimos,

pero también es importante conocer de dónde viene la energía y el uso que quiero hacer de ella.

Lo mejor es analizarlo con la ayuda de un asesor energético,

el valorará no solo la vivienda,

sino el uso que se quiere hacer de ella y nos ofrecerá la opción más adecuada de energías renovables para nuestro hogar y nuestra familia.

Además, no debemos olvidar que la vivienda eficiente dependerá de nuestro consumo,

es decir de los hábitos y la conciencia de las personas que habiten ese espacio.  

Por lo tanto para cambiar nuestros hábitos es necesario conocer cómo consumimos la energía,

cuándo, dónde, y que seamos capaces de adaptar los horarios de las tareas del hogar a los momentos más adecuados de consumo de energía , no centrando todo nuestro consumo en horas punta, por ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 2 =

Calendario

Octubre 2020
LunMarMieJue VieSabDom
       
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031